<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1763249257255837&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
1 featured image 1
Insight Reports

Vuelos entre los EE.UU. y Tokio: un cuadro en blanco

By OAG
marzo 30, 2016

Los organismos reguladores de los EE.UU. han indicado su intención de usar la disponibilidad de turnos de despegue y aterrizaje en el Aeropuerto Haneda en Tokio para reconsiderar los servicios aéreos a Tokio.

Tras analizar recientemente el aumento en los servicios aéreos transpacíficos sin escalas y las implicaciones para el Aeropuerto de Narita en Tokio como escala de conexión, en OAG nos hemos preguntado en qué medida la capacidad de las líneas aéreas entre los EE.UU. y Tokio se corresponde con la cantidad de pasajeros que desean viajar entre Tokio y los EE.UU. Todo desacuerdo en estas cifras de seguro indicará a los organismos reguladores de los EE.UU. dónde puede ajustarse la capacidad para satisfacer las necesidades actuales.

Al comparar la capacidad sin escalas disponible por ciudad de los EE.UU. y el tráfico de Origen y Destino entre EE.UU. continental y Tokio, lo más sorprendente es cómo la disponibilidad histórica de capacidad ha influido en la forma y el lugar al que los pasajeros eligen viajar. En la práctica esto significa que el mayor tráfico se produce a y desde las ciudades de los EE.UU. que cuentan con mayor capacitad a los EE.UU. En realidad, esto no debería sorprendernos. 

Las oportunidades de cambio en el nivel de los servicios aéreos residen en los desfasajes entre el tráfico y la capacidad. Está claro que los aeropuertos de la Costa Oeste tienen más de la capacidad necesaria, si bien esto les ha permitido desarrollarse como punto de conexión, lo que significa que más ciudades secundarias de los EE.UU. pueden tener acceso a Tokio con una sola escala, y que el tráfico de conexión contribuye a la viabilidad del servicio sin escalas.

Las Vegas podría ser la primera en la lista para capacidad sin escalas, ya que en la actualidad cuenta con un servicio sin escalas limitado ofrecido por Delta, junto con el tráfico indirecto de mayor volumen a Tokio, con casi 55.000 pasajeros el año pasado.

Después, un poco más de capacidad para la Costa Este no vendría mal, e incluso algunos servicios a Florida. Florida cuenta con las rutas a Tokio menos servidas, y el año pasado 53.000 pasajeros viajaron entre Miami u Orlando y Tokio a través de un tercer aeropuerto. La ruta a Florida cubre 12.000 km, con lo que seguramente sería ideal para un Dreamliner.

Además de las rutas nuevas, el problema para los organismos reguladores que intentan cambiar la combinación de líneas aéreas y rutas que operan entre Tokio y los EE.UU. es la prolongada lista de ciudades y lugares de origen de los pasajeros en los EE.UU., muy pocos de los cuales justificarían un servicio aéreo comercial en un futuro previsible. La realidad es que muchos pasajeros deberán contentarse con un servicio con una sola escala por varios años.

Para obtener información adicional sobre la Costa Oeste y su futuro con servicios transpacíficos, descargue nuestro último informe.

Download our latest whitepaper


If you liked this post, you may also like:

Más reciente