<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1763249257255837&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
1 featured image 1
Insight Reports

Hay que romper con algunas costumbres

By OAG
junio 10, 2016

En algunos lugares del mundo "hacer cola tiene buena onda". Pero cuando hay que esperar en una larga cola en un aeropuerto, ya sea para estampar el pasaporte, para que revisen un bolso, o incluso para un café, la buena onda deja de importar y el malhumor comienza a reinar.

En esos momentos admiramos, a regañadientes, al experto en "atajos", o sea, la persona que conoce bien el sistema y es la primera en detectar cuando se abre un mostrador nuevo, o que conoce una ruta acelerada.

Este verano veremos a muchos de los aeropuertos importantes de los EE.UU. alcanzar prácticamente su capacidad total. Ya se ha producido el primer ataque de histeria público en relación con la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), ¡y ni siquiera ha comenzado la temporada de vacaciones! Los viajes internacionales crean procesos, y nos guste o no, las cosas no van a cambiar, y hasta es posible que empeoren en el futuro con tanto viaje entre Norte y Sudamérica.

Dado que cada una de las líneas aéreas principales programa más y más tráfico de conexión a través de su eje de operaciones, aumentar su participación en este sector y refinar constantemente los servicios de conexión les está resultando cada vez más difícil. La "banda elástica" de migraciones, seguridad, traslado de equipajes, espacio físico y pasajeros de conexión está alcanzando un punto crítico. Se parece a los pasajeros que siguen en la misma cola en lugar de empezar una nueva en otra parte.

Puede ser que sea necesario implementar cambios drásticos para solucionar los embudos que se producen, y puede ser que deban tomarse decisiones difíciles. Deben reconsiderarse los tiempos de viaje convencionales, la conexión a través de puntos alternativos puede llegar a ser beneficiosa para algunas de las rutas de tráfico existentes, y también deben reevaluarse las opciones de autorización previa.

Cambiar las costumbres de la gente es extremadamente difícil, pero estos cambios generalmente tienen buenos motivos ulteriores y los beneficios pueden verse con mucha rapidez. Para ahorrarse las colas y reducir el estrés y los inconvenientes relacionados con el viaje, es probable que sea necesario cambiar algunas de estas costumbres, y en el último informe de OAG, ‘América se conecta’, analizamos algunas de las costumbres que tal vez sea necesario cambiar.


If you liked this post, you may also like:

Más reciente